viernes, 20 de febrero de 2009

La tarde parece...


La tarde parece que va cayendo, como cae casi siempre ahora en invierno, rápida y fría; con unos leves rayos de sol que se cuelan por la ventana e inciden directamente como saetas sobre la trufa del turco Xoco, que se deja calentar el hocico mientras me observa: hasta que se decide a hablar
-Amo de un tiempo a esta parte te noto triste, y tú vienes a ser de natural jovial. No la alegría de la huerta, pero vamos tampoco de ese tristón de viudo en misa por el eterno descanso de algún deudo de roce de diario.
-Cosas de la vida Xoco…, que unas veces te da y otras te quita
-¿Y que pasa amo que ahora está más por quitarte que por darte?
-Eso parece. Además amigo, con la sensación de que me hubiese estado esperando, de que me tuviera algo guardado por negocios mal avenidos que debí dejar pendientes.
-Las ambiciones y egoísmos que nos obligan a dejar cadáveres por el camino. Remata el perro
-No soy yo de ambiciones y menos de egoísmos desmedidos ¡Vamos, de los normales si!, pero eso no se castiga. Tendrá que ser por otras industrias mal llevadas o mal entendidas
-Pues te está dejando como chupa de dómine, amo.
-Tampoco exageres, le digo. No será para tanto
-Pues no será…, pero descaminado no voy. En cualquier caso amo, me dice el turco, -y adivino que con sinceridad de castellano viejo-, sabes, y no hace falta que te lo diga, pero aquí estoy, para lo que sea menester.
-Se agradece…, en estos momentos se agradece.
En fin tribulaciones a deshoras en días aciagos, en los que tal vez uno hubiese preferido no despertar y dormir el sueño de los justos, sereno, tranquilo, infinito.
-Pues me viene que pintiparado tu estado actual ¿La vida es igual de justa o injusta para todos? Dice el can sosteniendo mi mirada
-Yo creo que se equilibra, aunque dios termina dando pan al que no tiene dientes…

7 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, Ángel:
Eres afortunado. Tu fiel amigo está pendiente de ti y parece muy sensato todo lo que dice.
¿Por qué no le regalas una sonrisa? Creo que la tiene merecida.

Logan y Lory dijo...

Cómo reconforta que en esos momentos no tan alegres, un amigo como Xoco nos diga "estoy aqui para lo que haya menester"... Amistad pura.

Ese Xoco es un sabio bajo una manta de lanas.

Un abrazo.

sinespacio dijo...

Que los negocios vayan mal es una verdadera calamidad amigo Angel, pero todo pasa, y es de esperar que las aguas vuelvan a su cauce normal, aunque ya se sabe... que la cosa está dificil...
Valor y fuerza
Un saludo cordial

ISIUS dijo...

El cariño de Xoco es incondicional...siempre debería ser así. La última frase está clavada, para mí la vida no está equilibrada, no comprendo como hay gente que tiene tanto y otro tan poco.
Besazos

Sara López dijo...

Me encanta lo filósofo que puede llegar a ser tu Xoco.

Saludos,
Sara.

Lasosita dijo...

Qué bueno es poder escuchar que alguien lo hace contigo. Me refiero a ATENTAMENTE, con atención, escuchandote sin distraerse con cienmil cosas que nos rodean cada día.

Las comparaciones de la expresión de tristeza me han encantado...

Espero que esos " negocios " sean solucionables o pasajeros. Xoco agradecerá verte de nuevo con tu
" natural jovial"

Un beso sin tristeza, Angel!!

Rachel dijo...

UNA Buena reflexion de esas de las tuyas con el can. La vida creo que es como uno se la va currando,somosdueños y señores pero si bien es cierto que hay una parte que es el azar queno se sabe por qué beneficia a unos y a otros no tanto. Cuestión de suerte?de energía positiva?qué sabe nadie...çsaludos!